lunes, 18 de agosto de 2008

ANIME, EL ARTE DEL DOLOR


Estoy dedicado a revisar filmes de Anime, el género de dibujos animados para adultos
Made in Japan. Debo reconocer que es un arte que me pega fuerte. En esto tienen que ver los argumentos, que lejos de la linealidad que alimenta el cine yanqui, recorren vericuetos intrincados, complejos, pero siempre lúcidos. El anime se sostiene en líneas argumentales. Es su invisible y principal característica.

A la hora de ser invitado para hacer la programación del ciclo que sostiene la Municipalidad de Mendoza en su microcine, los días jueves a las 21, tuve en cuenta fundamentalmente la riqueza de la narración, la construcción de los personajes. Elegí en definitiva, como lector y escritor más que como fanático. Sin embargo, me doy cuenta de las virtudes de este cine. Su evolucionado dibujo, la música, el manejo del tiempo, merecen capítulo aparte. Como sucede siempre, una buena obra es la que conjuga todo los aspectos.

Caí entonces, en la programación de agosto, inevitablemente, en los grandes cLásicos, las obras maestras y los directores consagrados. Prometo que no se va a volver a repetir. Simple, porque no hay tantos clásicos del Animé. A partir de ahora, ponemos la máquina en aleatorio y nos arriesgamos a poner lo que nos pinte y lo que sugiera la gente.

Un ciclo debe mostras las distintas vertientes. Lo único que no pasaremos es Hantai, por razones instiucionales. Pero ganas no me faltan. El Hanti es un dibujito animado para señores verdes y señoras con poco estímulo. Mentira, es un universo explícito, pero con la ventaja que allí no se explota a nadie. En el Hantai, el amor y la perversión no reconoce límites. Bueno, es una forma de mirarlo. Veremos si se da la oportunidad de incluir alguna perlita.


Un capítulo aparte es el difícil compromiso de hablar ante cientos de jóvenes, sobre un arte y una estética que es central en su vida. Cualquiera de los presentes a esas funciones ha visto miles de series de televisión en Animax. Comparten un lenguaje con sus códigos propios. Los más grandes en el fenecido canal Locomotion, lo mejor en dibujos para adultos en la historia de la TV. Allí conocí hace más de diez años el anime. Desde entonces, con altibajos, he visto cosas buenas y malas.

En estas primeras charlas pude salir airoso. Espero, como pone la maestra
en la hoja a sus alumnos, continuar así. Desde luego, resultó interesante darle un enfoque histórico y social, enfocando un ángulo que no siempre se tiene en cuenta y que es del todo evidente. Las circunstancias del Japón en la posguerra. La cuestión de las bombas sobre Hiroshima y Nagasaki, el trauma del Apocalipsis.

Recordaba que la segunda guerra mundial había ya
concluido cuando los yanquis, de puro entusiasmo, arrojaron las bombas atómicas, simplemente para probarlas como armamento y demostrar al mundo la superioridad militar del quien fue desde ese momento, imperio global.

Los nipones elaboraran su trauma mucho mejor que los alemanes, quienes escondieron y esconden las atrocidades del Tercer Reich, simplemente borrándolos de la memoria colectiva. En el arte japonés, la derrota, la humillación de esos hongos atómicos, es omnipresente y tema central de los argumentos del anime. Es menos derrota si se la tiene presente. Y ni hablar de como utilizan los recursos occidentales para penetrar en Norteamérica.


COWBOY BEBOP, AKIRA, BLOOD, MEMORIES, son las películas elegidas para agosto. Desarrolan de un modo u otro los temas de un apocalipsis concreto, que en la pantalla se lleva al futuro, como si la destrucción de la nación fuera inevitable. Atentado biológico, energías humanas desconocidas, vampiros experimentales, bombas de olor, todas metáforas de la angustia colectiva de un Japón que se muestra en el animé.

Quizá esa obsesión sea sana porque saca afuera lo que los alemanes no se atreven. Algo parecido al proceso represivo ocurrido en América latina, donde países como Argentina saca y muestra su dolor por los desaparecidos, mientras en los vecinos, escarbar en el tema es tabú. Definitivamente expresar el dolor es mas sano que esconderlo.


El programa y la ficha técnica de las películas de agosto puede encontrarse en Mendoza Cool 01

7 comentarios:

El Cid Campeador dijo...

Luis, he estado yendo con una amiga a la municipalidad a ver las películas. Me gustaron mucho (Me prendí desde akira, cowboy bebop se me pasó). Seguí con esto que está muy muy bueno y cada vez se prende más gente (no es que akira sea mejor que cowboy bebop, es que no nos habíamos enterado!). Bueno, tambien me alegra verte en mdzblogs. Nos vemos, un abrazo

Manga 1/2 (Edicfeh) dijo...

Buenos días Luís! Soy Jonás (o Escraivanof para los otakus que me conocen XD). Recién ayer pude unirme con mi grupo de amigos a las proyecciones de la municipalidad, y le comento que poder ver la increible obra de Katsuhiro Otomo en pantalla grande nos hiso pensar en todo lo que a pasado desde que vimos nuestras primeras series en la televisión local de antaño hasta ahora, y como la evolución de este genero es cada vez más aclamada, así que estamos lejos de desaparecer ^^! jajaja desde ya le agradecemos muchisimo por comenzar con esta gran realización, y como hablamos anoche, para lo que necesite cuenta con todo nuestro apoyo! Y de nuevo muchisimas gracias!!! Saludos!!!

Luis Alvarez Quintana dijo...

Hola, Jonás. El anime en pantalla grande es otra cosa, viste? Gracias por tu comentario, ayuda a seguir. Te pido entres al blog Mendoza Cool 01, donde ya aparece la programación de setiembre. También te comento que nos vamos ajuntar una hora antes de la peli, este jueves a las 20 horas, para ver como va la fiesta, Luis.

Luis Alvarez Quintana dijo...

Cid, campeón, el jueves estuve viendo si había caballero con armadura, pero no lo ví, te esperamos por allá. Gracias por publicar Quintana, por fin se dió, seguro gracias a su intervención, un abrazo a sus latas, Luis

andycobain dijo...

Hola Luis! Soy andycobain (Andrea). Realmente este ciclo de anime en Mendoza me ha parecido excelente. Creo que de a poco se fue metiendo todo el tema de "los dibujitos animados japoneses" (según escuché por ahí!) en nuestra provincia y es genial que hoy en día podamos disfrutar de actividades como esta. Sabemos que Mza es bastante conservadora, por así decirlo, pero lo que vivimos este mes, ha sido una pequeña abertura de lo que se viene!!^^
Pensar en una fiesta cosplay.... me hace emocionar! y ya quiero empezar a ver mi traje fuera de mi mente.
Pasaba por tu blog para agredecerte x los jueves que nos has brindado. Y seguiré haciéndolo para poder informarme más!

ARIGATOU!!!!!!!

Luis Alvarez Quintana dijo...

Andycobain, Hola! Si, para todos es un placer ver estas obras de arte en pantalla grande. Pasa que la historia tiene sus tiempos y algo que empezó siendo para un círculo cerrado, hoy es patrimonio de muchos. Vale preguntarse porqué nos interesan tanto estos "dibujitos" Algo tienen de terrible y verdadero sobre la condición humana. Pero es un tema largo y merece otro ámbito, saludos y nos vemos los jueves.

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea